Usos y propiedades de la hoja del olivo

Aunque los olivos son sobre todo conocidos por el fruto, las aceitunas, lo cierto es que tienen mucho más que ofrecer. Cada parte del olivo cuenta con propiedades y características específicas que las hacen ser únicas y especiales. En este sentido cabe mencionar lo que muchos no conocen. Y es que son muchos los usos y las propiedades de la hoja del olivo

Lo primero que hay que recordar es que las hojas de los olivos son más duras que las de otros árboles. También son simples, opuestas y puntiagudas. En cuanto a sus medidas, suelen rondar los 6 cm de largo x 2 cm de ancho. Por el haz suelen ser de color verde y brillantes, mientras que la parte trasera son de color blanquecino.

Si nos centramos más en las propiedades de la hoja del olivo, podemos ver que son un remedio eficaz contra la hipertensión. Entre sus propiedades también se encuentran las espasmoliticas, hipoglicemiante, antiinflamatorias o antioxidantes. Sin dejar atrás otros componentes como lípidos neutros, sales minerales, glucolípido o ácido oleanólico.

Las propiedades de la hoja del olivo, al detalle

Gracias a una investigación llevada a cabo por el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN-CSIC), podemos conocer las grandes propiedades de la hoja del olivo. Por ejemplo, las hojas del olivo cuentan con compuestos fenólicos como oleuropeina, secoiridoide, y sus productos derivados como el hidroxitirosol.

Estos elementos son beneficiosos para enfermedades como la diabetes.  Y es que ayuda a aumentar la producción natural de la hormona insulina. Además, los mismos están siendo investigados para su uso en tratamientos contra el envejecimiento. Cuentan con propiedades para reducir el estrés oxidativo y además cuenta con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

propiedades de la hoja del olivo

Otro de los usos de la hoja del olivo tiene que ver con sus propiedades activas contra la bacteria Helicobacter pylori Gram-positivas y Gram-negativas para las hojas del olivo. Estas investigaciones son actualmente un punto de partida para el desarrollo de distintas estrategias contra los efectos del H. pylori

En cuanto a cualidades sensoriales, las propiedades de la hoja del olivo van desde la armonía al simbolismo de la paz. Además, las hojas de olivo reducen los niveles de triglicéridos y de colesterol LDL (colesterol malo) en sangre.

También es capaz de producir aminoácidos. Estos componentes son los que ayudan a proteger los vasos sanguíneos y ayudan a aumentar la producción de óxido nítrico. Esto resulta de vital importancia para mantener en buen estado las arterias. Por todo ello, las hojas de olivo son el complemento perfecto para personas con el colesterol elevado o que quieran cuidar y proteger su salud cardiovascular.