Diferencias entre el olivo ecológico y el olivo tradicional

Seguro que a estas alturas todo el mundo sabe lo que es un olivar, aunque muchas de esas personas no conozcan a detalle todo lo que se encuentra detrás de una plantación de este tipo. Por ello, es necesario dejar claro que existe una gran variedad de tipos de olivo. En concreto, hoy veremos cuáles son las diferencias entre el olivo ecológico y el olivo tradicional.

Lo primero que hay que dejar claro es que, según datos del ministerio de agricultura, España es el país que lidera la producción de aceite de oliva del mundo. Esto se ha conseguido gracias a las plantaciones de olivo tradicional. Pero también gracias a la innovación agrícola, tecnológica y humana que se han ido produciendo a lo largo de los años.

Otro de los motivos por los que España ha llegado a lo más alto en la producción de aceite de oliva es la dedicación total de los agricultores dedicados al sector. Y es que sin ellos y su evolución a la hora de producir y cultivar esta planta no habría sido posible llegar tan alto.

Llegados a este punto, para entender las diferencias entre el olivo ecológico y el olivo tradicional es necesario comprender algunos aspectos de ellos por separado. Por ejemplo, es necesario saber cuáles son los factores que influyen en el cultivo de olivo. Algunos de estos aspectos son el tipo de terreno, el clima o la variedad de aceituna.

Atendiendo al terreno es donde podemos ver que se puede cultivar de modo ecológico o de modo tradicional, con el olivo intensivo y superintensivo como formas de producción del olivo tradicional.

diferencias entre el olivo ecológico y el olivo tradicional

Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre el olivo ecológico y el olivo tradicional?

Cuando hablamos de plantaciones de olivo ecológico nos referimos a aquellas plantaciones en las que no se utilizan ningún tipo de componente químico. Para el uso de fertilizantes y plaguicidas, se recurre a derivados de residuos animales y vegetales.

Por ello, una de las principales diferencias entre el olivo ecológico y el olivo tradicional es precisamente el uso o no de productos químicos durante su cultivo.

La agricultura orgánica actual comenzó a ser popular cuando el sector y la sociedad comenzó a ver el impacto negativo que tiene el uso de pesticidas químicos y fertilizantes sintéticos. A partir de ese momento la agricultura convencional comenzó a cambiar y combinarse con la ecológica.

Todo esto conlleva una serie de beneficios para el olivar ecológico. Y es que no cabe duda de que al utilizar fertilizante y plaguicidas biológicas de animales y plantas se reciclan mucho mejor estos desechos, dándoles un mejor uso.

Además, al prescindir del uso de químicos se contribuye a una mejora de calidad de aguas tanto superficiales como subterráneas. Otro beneficio es que la falta de uso de estos productos químicos hace que no se produzca una erosión abusiva del suelo.

Deja un comentario