Actualizarse o Morir. El futuro del olivar.

Actualmente estamos asistiendo a una verdadera revolución en el mundo de la agricultura en general, y en el cultivo de olivos en particular. En los últimos años hemos asistido al aumento de procesos de mecanización en este tipo de cultivos. Sin embargo, las complejidades de los cultivos de olivar hacen que este proceso de mecanización sea más complejo de lo que parece. Por ello, hoy nos centramos en este futuro del olivar en el que es más necesario que nunca renovarse para no dejar morir las plantaciones de olivo en el intento.

Y es que no cabe duda de que la mecanización de este tipo de cultivos es muy difícil debido a la complejidad del mismo. Por ello, es necesario llevar a cabo un proceso de mecanización que consigue adaptarse a estas complejidades. Además de esto, también es necesario reducir los costes de producción y mano de obra, mejorando al mismo tiempo la calidad de los olivos y del aceite de oliva.

El convenio Mecaolivar es vital para el futuro del olivar

Para que este proceso de mecanización pueda llevarse a cabo de la manera idónea, el Grupo de Investigación AGR 126 ‘Mecanización y Tecnología Rural’ de la Universidad de Córdoba ha realizado el Convenio de Compra Pública Precomercial (CPP) ‘Mecaolivar‘. Este proyecto desarrollado a modo de convenio ha conseguido desarrollar diferentes prototipos para la mecanización tanto del olivar tradicional como del olivar intensivo.

futuro del olivar

El futuro del olivar es posible gracias a cinco líneas de actuación marcadas por este convenio: cosechadoras para olivar tradicional, cosechadoras para olivar intensivo, mejoras en los vibradores de troncos, aplicación de productos fitosanitarios en las copas de los árboles y aplicación de fitosanitarios en el suelo con manejo de las cubiertas vegetales.

No cabe duda de que las cosechadoras han sido las que más alegrías y dolores de cabeza han dado al sector olivarero. Y es que aunque es cierto que cada vez están más extendidas, lo cierto es que sobre todo en el caso del olivo tradicional la recolección mecanizada se complica debido a su irregularidad.

Mientras que en el intensivo ya existen vibradores de troncos pero que no recogen la aceituna de forma integral y, además, es necesario mejorar las pinzas para que no dañen la corteza del árbol

Sin embargo, gracias a los prototipos desarrollados por este convenio, se ha desarrollado una mecanización más integral de los olivos. Así, el futuro del olivar pasa por la transformacion de olivares tradicionales a plantaciones de intensivo, incluso en secano, para mecanizar el proceso. EL olivar intensivo a marco de 2 x 6 m con variedades de olivo como Arbequina, se multiplica la rentabilidad x3

En este sentido, cabe destacar que la mecanización de cosechas en el olivar mediante vibradores, o cosechadoras e imprescindible para bajar los costes de mano de obra.

Deja un comentario